Ya hemos hablado en capítulos anteriores de la carga en corriente alterna y continua. Ahora toca hablar de los tipos de conectores para cargar un coche eléctrico que permitirán recargar su batería.

En el mercado Europeo principalmente usamos el Tipo 2 y el CCS, aunque existen diferentes modelos. Cada uno está definido bajo un estándar. De hecho, para cada conector existen diferentes versiones. Sin ir más lejos, hace unos días era presentado el estándar CHAdeMO 3.0 que promete alcanzar los 500 kW.

Tipos de conectores para cargar un coche eléctrico.

Tipos de conectores para cargar un coche eléctrico.

Los principales tipos de conectores usados en un coche eléctrico son:

Schuko

Es el tradicional enchufe doméstico que tenemos en casa. Se define en el estándar CEE 7 como “Tipo F“. Se usa en circuitos de 230 V y para corrientes no superiores a los 16 A. Si aplicamos la fórmula ya definida en este capítulo tenemos:

P = V x I = 230 V x 16 A = 3.680 W

Un Shuko no es un conector específico para vehículo eléctrico, y por tanto, conlleva una serie de riesgos su uso. Por ello es importante, conocer la instalación eléctrica del domicilio previo a utilizar este conector a fin de evitar sobre calentamientos. La mejor forma de evitar sustos es cargar a potencias bajas de 8 A ó 10 A.

Enchufe doméstico: Schuko

Enchufe doméstico: Schuko

La mayoría de cables de recarga ocasional que facilitan los fabricantes no superan los 3 kW, incluso algunos se quedan en los 2 kW. Esta limitación ofrece una seguridad extra. Ten en cuenta, que una potencia de 2 kW sería similar a la de un secador de pelo convencional. En contraprestación, el tiempo de recarga de tu vehículo será mayor.

Para realizar los cálculos sobre el tiempo de recarga en una instalación doméstica, te invito a leer este artículo: ¿Cómo sé cuánto tiempo tarda en cargar mi coche eléctrico?

Tipo 1

Su nombre técnico es SAE J1772. Es el estándar norteamericano para los conectores de los coches eléctricos, aunque también ha sido empleado en Japón. Aunque admite potencias de carga superiores, lo habitual es que su uso sea en corriente alterna monofásica hasta los 7,4 kW.

Este conector es el que incorporan algunos vehículos vendidos en Europa como el Nissan Leaf de primera generación, o el Opel Ampera. Las nuevas versión del Nissan Leaf ya incorporan Tipo 2. Podríamos decir que se trata de un conector en desuso.

Tipo 2

Es conocido comúnmente como mennekes debido al fabricante Mennekes que le dio origen. Permite cargas monofásicas y trifásicas con corrientes hasta 63 A y tensiones de hasta 500 V. Lo que se traduce en potencias de carga de hasta 43,5 kW.

P = V x I x 3 = 230 V x 63 A x 3 = 43.470 W = 43,5 kW

Este conector es el estándar usado por los coches europeos para la carga en corriente alterna. Hasta el año 2018 la mayoría de fabricantes incorporaban un cargador abordo con una potencia de carga limitada en alterna a los 7,4 kW. Actualmente, cada vez más vehículos alcanzan los 11 kW. No obstante, también los hay que permiten cargas superiores.

Conector Tipo 2 Renault Zoe. Permite cargas de 22 kW e incluso 43 kW en algunas versiones.

Conector Tipo 2 Renault Zoe. Permite cargas de 22 kW e incluso 43 kW en algunas versiones.

Como curiosidad indicaré que los vehículos Tesla Model S y X (versiones anteriores a 2019) incorporan un conector Tipo 2 que les permite cargas en corriente alterna y, a su vez, para la cargas rápidas en los Supercargadores de Tesla. Con los Supercharger V2 se alcanzan hasta los 150 kW. Con la llegada del Tesla Model 3 a Europa se procedió a incorporar el conector CCS para las cargas en corriente continua.

Tesla Model S 75 cargando a 128 kW en Supercharger con conector Tipo 2

Tesla Model S 75 cargando a 128 kW en Supercharger con conector Tipo 2

CHAdeMO

Se trata de un conector estándar japonés. Entre otros, fue fabricado por Nissan, Mitshubishi y Toyota. Es el conector rápido que incorporan los modelos eléctricos de dichas marcas. Funciona en corriente continua.

Como comentaba al inicio, hace unos días fue presentada la versión CHAdeMO 3.0 que permite alcanzar los 500 kW.

¡Hasta 400 km de autonomía en 10 minutos con la versión CHAdeMO 3.0! 

Nissan Lead con conector CHAdeMO

Nissan Lead con conector CHAdeMO

En este artículo ya expliqué que las limitación y características de la carga en corriente continua.

Estos son los puntos de carga CHAdeMO que figuran en la web de Electromaps.

Puntos de carga de tipo CHAdeMO en Electromaps

Puntos de carga de tipo CHAdeMO en Electromaps

 

CCS

El Sistema de Carga Combinado (CCS) es también conocido como CCS 2. Es el estándar europeo para la carga de automóviles eléctricos. Se basa en una toma Tipo 2 a la que se le han añadido 2 pines de potencia para corriente continua. Permite cargas hasta un máximo de 350 kW.

Conector CCS del Porsche Taycan

Conector CCS del Porsche Taycan

En el mercado existen vehículos que pueden cargar con adaptador CCS a potencias muy variadas. El nuevo Seat Mii Electric carga a un máximo de 40 kW. Y el Porsche Taycan promete alcanzar los 350 kW para 2021.

Porsche Taycan carga en CCS

Porsche Taycan carga en CCS

Puntos de carga CCS 2 que figuran en Electromaps

Puntos de carga CCS en Electromaps.

Puntos de carga CCS en Electromaps.

Como comenté en esta entrada, la velocidad de carga es importante, pero también entran en juego otros factores como el consumo medio. Un menor consumo puede llevar a recuperar una mayor autonomía en menor tiempo, en comparación con otros vehículos con igual o mayor potencia de carga.


Ir a la entrada anterior: Tema 2 – ¿Cómo sé cuánta autonomía puedo recuperar en una hora?.

Ir a la entrada siguiente: Tema 2 – Los ciclos de medición de autonomías: NEDC, WLTP y EPA.